La hidratación en Invierno

Lugar: Paraná (Entre Rios)
Categoría: Nutricin
Fecha: 30/05/2018

Afiche
Para muchas personas el invierno es la excusa perfecta para dejar de hacer deporte, pero la realidad es que la gran mayoría sigue practicándolo, así que si eres de los que en invierno se abriga y sale a combatir el frío, en el siguiente post te cuento la importancia que tiene la hidratación, especialmente en invierno con bajas temperaturas.

En verano, el calor te hace sudar y provoca sed, así que es muy raro que te olvides de beber agua, mientras que en invierno no solemos prestarle la misma atención a la hidratación a pesar de que las necesidades básicas del organismo son las mismas. Durante los meses invernales, el frío, la contaminación ambiental y las calefacciones hacen que nuestra piel y vías respiratorias se resequen, dejándonos expuestos a gripes y catarros: mantener una adecuada hidratación ayuda a prevenir estas molestas afecciones y a aliviar sus síntomas. En tiempo frío, vestir ropa de fibras sintéticas no transpirables o no reponer los líquidos después de hacer deporte también reduce nuestro nivel de hidratación.

¿Cómo nos deshidratamos?

En climas fríos, las pérdidas de líquidos corporales pueden ser tan grandes como en los climas cálidos debido al elevado gasto energético, al uso de ropa pesada, en ocasiones no transpirable, y al aumento de las pérdidas en orina.

En condiciones normales, la pérdida de agua se produce principalmente a través de la orina (el frío aumenta la diuresis debido a la vasoconstricción cutánea con el consiguiente desplazamiento de la afluencia de sangre hacia los territorios centrales y a la insensibilidad de los túbulos a la hormona antidiurética) y el sudor, pero también perdemos agua a través de la piel, los pulmones y las heces. Estas pérdidas varían dependiendo de la ingesta de líquidos, la dieta, el nivel de actividad, la temperatura (interior/exterior) y la vestimenta.

Cuidado con los aires acondicionado y los resfriados

En invierno, el uso de la calefacción y del aire acondicionado, hace que se reseque el ambiente, lo que ocasiona sequedad en la piel, labios y ojos. Además, al ser la humedad ambiente baja, se tiende a perder más agua al respirar. Cuando tienes fiebre, los líquidos te ayudan a regular la temperatura corporal. Además, mantener tus vías respiratorias hidratadas te ayuda a descongestionar la nariz y a eliminar el exceso de mucosidad, por esto, si te encuentras acatarrado o en un proceso febril, mantén un adecuado nivel de hidratación.

Para tener en cuenta:

- El mecanismo de la sed es un mecanismo tardío, es decir, que cuando tenemos sed ya estamos deshidratados, por eso es importante que dispongas de una botella de agua en tu lugar de trabajo, en el auto, en tu casa, etc.

- Mantén un adecuado nivel de hidratación durante el día, especialmente cuando realices actividad física deportiva. Alterna agua y bebida deportiva.

- Controla el color de tu orina, cuanto más clara y transparente sea, mejor nivel de hidratación tendrás.

- Protégete del frío con prendas transpirables.

Fuente:
- http://blog.nutriciondeportiva.decathlon.es/
- http://www.enciclopediasalud.com
- https://www.ictiva.com/
- http://www.europeanhydrationinstitute.org/es/



CALENDARIO